este paisaje

este paisaje sondea en la memoria

perfila en ecos de pasajes

presencias ya lejanas

en esta otra dibujada,

imagen más del pensamiento

que de la percepción retiniana,

ha aparecido de otras huellas

en toda su actualudad

de otro paisaje evocado

como si prestara lo soñado

al presente en el azar su causa

apariencia de lo real sentido

por la ilusión vencida

de lo que quedara sin hacer

tras las sombras del pasado

sopla hoy el viento

sobre un manso cielo,

es un destino prometedor

apaciguado por los besos

que no se dieron

y ahora caen despacio

en una cortina del tiempo,

eco que el horizonte muestra

en un arco iris

de sincrónicas frecuencias,

loco y siempre errante fuego

que a la montaña embellece

y en el corazón descansa

Sol de Otoño

desconozco los días,

el paisaje y sus nombres,

nada sé

sólo aproximaciones a intervalos,

fugaces, abiertas, con sus perfiles

cambiantes,

más que el aspecto

se siente el fenómeno

y antes su latir y el propio,

misma naturaleza radiante

con el mismo arresto,

en la diferencia me apropio

para salvar las distancias

así soy

sin ser sustantivo

p1070617-copia

Sol de Otoño

en los merodeos de mis pasos

esta siempre el retorno,

el del amor…

regresa como que empieza

donde quedó el deseo,

siempre soñando en lo porvenir

que en las esperas me acompañe

ahora de cada mano agarrados

lo que fué, lo que sera

y conmigo lo que soy

como en el otoño la muda,

una revolución del presente

camino de su destino

p1070651-copia

sol de otoño acariciando

el horizonte primero,

que pondrá su inicio

a las puertas de su final,

a él responden sus llamadas

que dejaran desnudas pasiones

abrigando los abrazos que nos dimos,

y los que vendran

donde toda hora germina

cuando los corazones fermentan,

en esta enjundia hallará

juntas todas sus enseñas

p1070633

el canto que el viento levanta

a la hora atardecida

espolea las hojas vencidas

que pronto sólo traquetean

los pasos que al árbol me traen

girando los pensamientos

como viran las nubes

que juegan con el corriente

de ése viento cambiante,

abstraen mi inclinación

y me venzo en las hojas

igual que en un diario

soñando

p1070628

para dejarme traspasado

de todas luces suspendido

llegó la tarde clara

y la luna en su cielo raso,

donde se leen los colores

que la noche velará

a la luz de su reflejo,

y cuando regreso al cubí

para echarme un manto de consuelos

urdo el manifiesto fracaso

para ver la modesta semblanza

de la necesaria verdad de los gestos

nuevamente repetidos en modo

sin que me de ni cuenta

ni de otra manera desnude

p1070624-copia